Quién soy?, vamos alimentando la respuesta a esta pregunta con lo que escuchamos, vemos y vivimos, muy pocas veces hacemos el ejercicio de describirnos, de mirarnos al espejo y resolver esta pregunta.

Desperté inquieta, tenía muchas cosas rondando en mi cabeza y era incapaz de darle un orden.  Me sentía incompleta, vacía, agobiada, deseando lo que no debía y no valorando lo que tenía. ¿Por qué estoy en este punto?, ¿Qué tengo que hacer para callar a la loca de mi casa y pensar con calma?

Me levanté, busque un espejo en el que pudiera verme completa, lo hice por varios segundos, cerré los ojos, respire y lo primero que escuche fue ¿quién soy?.  Abrí los ojos y miré a alguien que no conocía.

¿Porqué no me reconozco?, empecé a entender que he dejado que el tiempo pase y me he acomodado a lo que va ocurriendo en mi vida, sin levantar la mano, sin sacarle el tiempo a lo que quiero y complaciendo a todos… menos a mí!!!, dándole tanto de que hablar a la loca de mi casa, dejando que haga lo que quiera conmigo.

El tiempo pasaba y yo aún tenía la misma sensación, si no sé quién soy, tal vez podría tener claro quién quiero ser…, decidí sentarme a escribir, porque escribir es mi mejor opción para analizar, balancear, desahogame y recordar.  Es mi terapia!!

Me dispuse a hacerlo y ver la página en blanco no ayudaba mucho, el tiempo pasaba y no me fluían las respuestas, entonces me pregunte…¿qué me hace feliz? y empezaron a fluir las palabras, reír a carcajadas, celebrar, enseñar, bailar, escuchar música a todo volumen, salir de compras, planear, soñar…. y así salieron 10 palabras mas, al leerlas en voz alta, me pregunté, ¿por qué me estoy enrollando la cabeza?,  y entendí que me cuesta decir quién soy, que dejo que la loca de mi casa hablé de más y olvido que puedo generar momentos para ser feliz con lo que tengo a la mano.

Así que puse música a todo volumen, sonreí, me organice y decidí salir. Caminando nuevamente escuche la pregunta ¿quién soy?… me dio risa, que voy a hacer con esta loca de la casa…. así que me respondí en voz alta, soy una mujer soñadora, alegre, comprometida, trabajadora, amiguera, amante de los buenos momentos, la buena comida y gracias a Dios lo tengo todo para ser feliz!!!. Un par de hombres que iban por mi camino, lograron mirarme con cara de ¡y esta vieja qué habla!, tal vez deje ver a mi loca de la casa y decidí que la risa me acompañaría durante todo el día.

Sé que cada día vivido es una bendición, por eso decido no perder el tiempo pensando de más, tengo claro que todo esta a mi favor siempre y cuando así lo desee!! Ahora lo deseare siempre, porque mi actitud siempre marcará la diferencia!!!

One thought on “El autoconocimiento y la loca de la casa…”

  1. Así eres tu, auténtica, soñadora, indescriptible, eres la mejor todas, gracias por estar en mi vida y enseñarme tantas cosas bonitas que se, pero que no soy capas de decírmelas a mi misma, qué buena reflexión, quisiera tener la capacidad de auto confiar en mi como tú lo haces, de ser tan sólo algo chiquito a ti, te amo con toda mi alma hermana mía. Gracias por existir y se parte de vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *